Escuela Universitaria ADEMA

Estudiantes y docentes de Bellas Artes ADEMA ultiman en Kenia los preliminares del proyecto expositivo “Wasini Soul”

 >> Una serie de muestras itinerantes se presentarán en Palma después del verano Alumnas y docentes del Grado en Bellas Artes de la Escuela Universitaria ADEMA se encuentran hasta la próxima semana desarrollando una residencia artística en la Isla de Wasini en Kenia, con la mirada puesta en reflexionar sobre los procesos artísticos y la exploración de nuevas perspectivas. Bajo la tutoría de los profesores Tomás Pizá y Mónica Galván, “con esta estancia esperamos que la convivencia y el intercambio de experiencias agiten las amplias posibilidades del proceso creativo. El hacer de estos días resulta enriquecedor para nuestras alumnas, incluyendo nuestros proyectos pictóricos y comisariales particulares”, ha explicado Mónica Galván. Según ha avanzado la docente y comisaria del proyecto Mónica Galván, “los resultados preliminares de estos procesos conforman el proyecto expositivo ‘Wasini Soul’. Una serie de muestras itinerantes que arrancará en la próxima edición de la Nit del Art en septiembre de este año. La muestra se desarrollará simultáneamente en dos espacios, Can Oleo y la Fundación Barceló. Además, se proyecta un itinerario en tres espacios del Campus UIB entre los últimos meses del año 2024. Esta estancia, en su tercera edición, supone el punto de partida para compartir las investigaciones, descubrimientos y producción artística con otros docentes y estudiantes que anteriormente vivieron esta experiencia similar en la isla keniata, donde la Fundación ADEMA+ cuenta con un proyecto de cooperación internacional tanto en salud como en arte, “Island to Island”. En anteriores residencias, estuvieron presentes los artistas y docentes, Joan Costa, Carolina Adán Caro, Pablo Pelluz; y los alumnos Óscar González, Ana Bofarull, Stella Álvarez y Concha Pérez Yervas. En esta edición, están participando Valvanuz Ruiz, Paula Pérez y Elena Covas (que lo hacen por segunda vez). Valvanuz Ruiz, alumna de segundo curso, ha asegurado que repetir la experiencia le hecho reflexionar: “Igual que cuando pinto me alejo del lienzo para ver cómo va avanzando la obra, alejarme de mi entorno y llegar a Wasini y disfrutar de su naturaleza, la alegría y hospitalidad de la gente, los medios tan limitados que tienen, estoy consiguiendo tomar perspectiva de lo verdaderamente importante, algo que, sin duda, afectará a mi obra”. Por su parte, la alumna Paula Pérez, que cursa también segundo año, ha identificado su proceso con la costa de Wasini, asociando la estancia con “un espacio bañado por el vaivén de la marea, que me ha ayudado a conseguir la reflexión y la introspección. Así ha sido como he comenzado a rebuscar entre las piedras y he dado con los agujeros. La acción y efecto de recolectar objetos, me sugiere una voluntad por juntar y recoger datos que me aproximan a lo desconocido”, ha detallado. Por otro lado, ha argumentado que “en este proyecto, las piedras perforadas se han convertido en un umbral simbólico. Huecos por los que atraviesa la mirada, un gesto que fácilmente me remite a los espacios vacíos, qué aún están por ocupar, cuestiones transversales que forman parte de mi práctica artística”. También, la estudiante Elena Covas ha expresado: “Es la segunda vez que vengo a Wasini. Durante la primera residencia artística el choque cultural fue muy grande, aunque para mi sorpresa la adaptación a este maravilloso lugar no fue nada díficil. Los residentes en este enclave lo ponen muy fácil. Pensar que venimos de una Isla y estamos en otra, sin darte cuenta creas un análisis sensible de similitudes y comparaciones. Pasar tiempo en este lugar, te hace reflexionar sobre aspectos, como la temporalidad o el materialismo”. La alumna reflexiona y plantea que “su proyecto está enfocado en la mirada detenida en los objetos cotidianos del lugar y en la abstracción de elementos de color, así como la recolección de bienes considerados desechos y en su recontextualización dándoles una segunda vida”. El artista y docente Tomás Pizá realiza un balance positivo de este proyecto. “La residencia artística está demostrando ser una experiencia vital y transformadora para nuestras estudiantes. Este tipo de iniciativas no sólo enriquecen el proceso académico y las investigaciones artísticas, sino que también fomentan una comprensión más profunda y matizada de la creatividad y el arte”. Cabe recordar que la Fundación ADEMA+ lleva ya un año trabajando en la residencia artística en Kenia en la que está profundizando en la concienciación ambiental, realizando talleres “Art at School” y preparando este proyecto expositivo itinerante “Wasini Soul”. La Fundación ADEMA+ ha conseguido poner en marcha este proyecto gracias a la colaboración de las autoridades locales que han llevado a cabo la rehabilitación de unos espacios abandonados y que desean impulsar en el campo artístico. Para la jefa de Estudios del Grado en Bellas Artes de ADEMA, la doctora Amparo Sard, “es muy importante para nuestros alumnos y residentes sumar sinergias y aprender de la interculturalidad y de las capacidades artísticas de Wasini, fruto de un cruce cultural de África, Arabia e India, que se da en estas costas africanas”.  “Siempre hemos pensado que una de las líneas estratégicas de nuestra Escuela Universitaria se centra en la internacionalización de nuestros alumnos. Ha sido y es una gran ventaja poder contar con el atractivo de la Isla para atraer a grandes profesionales que transmitan su conocimiento a nuestros alumnos y que puedan disfrutar de la experiencia mallorquina al mismo tiempo; y ahora deseamos seguir extendiendo nuestros proyectos y abriendo nuevas ventanas en otros lugares del mundo como espacios de encuentro y diálogo en torno al arte contemporáneo”, concluye Sard.

La Fundación ADEMA+ lleva la concienciación ambiental a Kenia a través de su residencia artística, talleres “Art at School” y una exposición multidisciplinar “Wasini Soul”

>> La Fundación ADEMA+ apuesta por la innovación y la colaboración internacional con la mirada puesta en la sostenibilidad, provocando un impacto positivo en la comunidad local tanto en el terreno de la educación como en la concienciación medioambiental La Fundación ADEMA + ha empezado a trabajar en su proyecto innovador de residencias artísticas en la Isla de Wasini en Kenia, donde una delegación de alumnado y docentes del Grado en Bellas Artes de la Escuela Universitaria ADEMA ha trabajado en diferentes actividades que unen investigación, sostenibilidad, conciencia medioambiental y arte. En esta ocasión, se han realizado diferentes proyectos que han ayudado a canalizar las emociones colectivas e individuales, no sólo fomentando la creatividad, sino también promoviendo prácticas sostenibles y generando conciencia sobre la necesidad de abordar la contaminación por plásticos y la sostenibilidad en la Isla. Las alumnas del Grado en Bellas Artes de la Escuela Universitaria ADEMA, no sólo han participado en la residencia artística investigando desde el arte en diferentes procesos de los problemas ambientales sino también han convertido las instalaciones del colegio de Wasini en un punto de encuentro e intercambio de experiencias que han ayudado a reflexionar y colaborar en el terreno de la creación artística con el entorno local. Los alumnos de primaria y secundaria del colegio de Wasini han participado en talleres de técnicas de grabado con material orgánico de allí. Por otra parte, el docente del Grado en Bellas Artes de ADEMA, el artista Joan Costa, trabajó con la comunidad de Wasini diferentes prácticas creativas para crear contenedores para la recolección del plástico, con el objeto de abordar el grave problema de la contaminación plástica que no sólo padece la Isla sino todo el país y su océano. >>> Alumnas y docentes del Grado en Bella Artes de ADEMA-UIB han llevado a cabo talleres en los colegios para fomentar la creatividad y promover la concienciación medioambiental y la creación de contenedores para la recolección del plástico Durante todas estas actividades se realizaron piezas artísticas que junto a las fotografías de la voluntaria Ángela Rivas culminó en una exposición multidisciplinaria “Wasini Soul”, traspasando las fronteras del arte para abordar la educación y la concienciación ambiental. La muestra se convirtió en un punto de encuentro de los habitantes de Wasini que visitaron el trabajo conjunto de estudiantes y docentes en la promoción del arte, la identidad cultural y la sostenibilidad en Kenia. Para la delegación participante en el proyecto artístico de “Island to Island”, “la ha sido muy positiva ya que, por las características de la Isla, el proyecto ha adoptado un enfoque activo hacia la sostenibilidad en colaboración con la comunidad local que lo enriquece aún más, sumando sinergias y aprendiendo de la interculturalidad y de las capacidades artísticas de Wasini, fruto de un cruce cultural de África, Arabia e India, que se da en estas costas africanas”. En este sentido, el presidente de la Fundación ADEMA+, Diego González, ha mostrado su satisfacción al ver cómo se está haciendo realidad este proyecto tan ilusionante como es el de residencias artísticas, “donde nuestros estudiantes se encontrarán con experiencias de las más diversas características y condiciones alrededor de la investigación y la producción de proyectos artísticos”. Además, ha resaltado el compromiso de la Fundación ADEMA+ con la innovación y la colaboración internacional con un enfoque en la sostenibilidad y el cuidado por el medioambiente, provocando un impacto positivo en la comunidad local tanto en el terreno de la educación como en la concienciación medioambiental”. Dirección de Comunicación ADEMA.- Cheska Díaz Móvil 673 12 25 00 E-mail: comunicacion@eua.edu.es

Los alumnos del Grado Universitario en Bellas Artes de ADEMA humanizan las paredes de los jardines de la Fundació Sant Joan de Déu

>> Los estudiantes crean un mural pictórico, reflejando un paisaje natural, que potencia aúna arte y valores de la Fundación creando un entorno más humano e integrado El alumnado de primer curso del Grado Universitario en Bellas Artes ha iniciado los trabajos de humanización de las paredes de los jardines de la Fundació Sant Joan de Déu. Según ha avanzado la docente de ADEMA, la artista Carolina Adán, “los estudiantes están aplicando sus conocimientos a través de sus prácticas dentro de este proyecto de aprendizaje, realizando una intervención creativa en las paredes del centro de la Fundación, para dar mayor calidez a las instalaciones”. Los estudiantes han realizado un mural pictórico en los muros que bordean todos los jardines de la entrada al centro, reflejando un paisaje natural, que está inspirado en la propia vegetación del entorno, proporcionándole color, luminosidad y paz a través de sus colores en diferentes tonalidades de verde. Los docentes y también artistas Carolina Adán y Pablo Pelluz, ha explicado que “el proyecto que hemos elaborado junto con el alumnado pretendía llevar el arte más allá de la expresión plástica potenciando los valores de esta Fundación como son hospitalidad, solidaridad, respeto y, sobre todo, crear un entorno más humano e integrado, menos frio”. El proyecto se ha compuesto de varias fases, donde los estudiantes han participado desde su inicio con la visualización in situ del lugar, la elección de color y elaboración de bocetos y del mural para desarrollar todas las competencias y habilidades adquiriendo lenguaje plástico y artístico a través de diferentes técnicas y materiales en el campo del dibujo. “Ha sido muy motivador y positivo para nuestro alumnado ver como el arte posee la capacidad de cambiar y humanizar espacios. Unos muros blancos pueden convertirse en un gran aliado para superar momentos difíciles”, ha enfatizado Carolina Adán. Para el presidente de la Escuela Universitaria ADEMA, Diego González, “nuestro objetivo es continuar este tipo de acciones en otras zonas de esta Fundación, así como con otras instituciones porque uno de nuestros grandes valores es el compromiso social con los más vulnerables y permite que el trabajo de docentes, investigadores y alumnado de la Escuela Universitaria ADEMA pueda repercutir de manera positiva en la sociedad”. La Escuela Universitaria ADEMA, a través de su Fundación ADEMA+, tiene una firme vocación humanística, asistencial y científica, desarrollando una labor de responsabilidad social en paralelo al aprendizaje colaborativo en el que los alumnos tienen que trabajar en equipo e interactuar para conseguir un objetivo común como los valores de la responsabilidad social, el compromiso y la vocación docente e investigadora. Por otra parte, Diego González ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha de este proyecto además ha felicitado al alumnado y equipo docente por su trabajo y compromiso con un centro de estas características, que realiza una labor social importante proporcionando a familias con problemas y en situación de vulnerabilidad una vivienda segura, digna y confortable con todas las necesidades básicas cubiertas como higiene, alimentación y alojamiento”. Por su parte, la directora de la Fundació Sant Joan de Déu Serveis Socials Mallorca, Inmaculada Iglesias, ha afirmado que “CUIDAR humanizar los espacios es una prioridad para Sant Joan de Déu, ya que contribuye a dignificar una situación complicada y delicada como la que atraviesan nuestras familias de acogida, que implica la pérdida de su hogar habitual”. La Fundación Sant Joan de Déu se centra en la creación y gestión de espacios de acogida a favor de las personas más desfavorecidas para mejorar su situación y procurar su integración social. De forma paralela, se actúa con carácter preventivo en tareas dirigidas a personas en riesgo de exclusión social, teniendo presente en todo momento el carisma inspirado por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y sus valores guía.