Escuela Universitaria ADEMA

 >> Una serie de muestras itinerantes se presentarán en Palma después del verano

Alumnas y docentes del Grado en Bellas Artes de la Escuela Universitaria ADEMA se encuentran hasta la próxima semana desarrollando una residencia artística en la Isla de Wasini en Kenia, con la mirada puesta en reflexionar sobre los procesos artísticos y la exploración de nuevas perspectivas. Bajo la tutoría de los profesores Tomás Pizá y Mónica Galván, “con esta estancia esperamos que la convivencia y el intercambio de experiencias agiten las amplias posibilidades del proceso creativo. El hacer de estos días resulta enriquecedor para nuestras alumnas, incluyendo nuestros proyectos pictóricos y comisariales particulares”, ha explicado Mónica Galván.

Según ha avanzado la docente y comisaria del proyecto Mónica Galván, “los resultados preliminares de estos procesos conforman el proyecto expositivo ‘Wasini Soul’. Una serie de muestras itinerantes que arrancará en la próxima edición de la Nit del Art en septiembre de este año. La muestra se desarrollará simultáneamente en dos espacios, Can Oleo y la Fundación Barceló. Además, se proyecta un itinerario en tres espacios del Campus UIB entre los últimos meses del año 2024.

Esta estancia, en su tercera edición, supone el punto de partida para compartir las investigaciones, descubrimientos y producción artística con otros docentes y estudiantes que anteriormente vivieron esta experiencia similar en la isla keniata, donde la Fundación ADEMA+ cuenta con un proyecto de cooperación internacional tanto en salud como en arte, “Island to Island”.

En anteriores residencias, estuvieron presentes los artistas y docentes, Joan Costa, Carolina Adán Caro, Pablo Pelluz; y los alumnos Óscar González, Ana Bofarull, Stella Álvarez y Concha Pérez Yervas. En esta edición, están participando Valvanuz Ruiz, Paula Pérez y Elena Covas (que lo hacen por segunda vez).

Valvanuz Ruiz, alumna de segundo curso, ha asegurado que repetir la experiencia le hecho reflexionar: “Igual que cuando pinto me alejo del lienzo para ver cómo va avanzando la obra, alejarme de mi entorno y llegar a Wasini y disfrutar de su naturaleza, la alegría y hospitalidad de la gente, los medios tan limitados que tienen, estoy consiguiendo tomar perspectiva de lo verdaderamente importante, algo que, sin duda, afectará a mi obra”.

Por su parte, la alumna Paula Pérez, que cursa también segundo año, ha identificado su proceso con la costa de Wasini, asociando la estancia con “un espacio bañado por el vaivén de la marea, que me ha ayudado a conseguir la reflexión y la introspección. Así ha sido como he comenzado a rebuscar entre las piedras y he dado con los agujeros. La acción y efecto de recolectar objetos, me sugiere una voluntad por juntar y recoger datos que me aproximan a lo desconocido”, ha detallado.

Por otro lado, ha argumentado que “en este proyecto, las piedras perforadas se han convertido en un umbral simbólico. Huecos por los que atraviesa la mirada, un gesto que fácilmente me remite a los espacios vacíos, qué aún están por ocupar, cuestiones transversales que forman parte de mi práctica artística”.

También, la estudiante Elena Covas ha expresado: “Es la segunda vez que vengo a Wasini. Durante la primera residencia artística el choque cultural fue muy grande, aunque para mi sorpresa la adaptación a este maravilloso lugar no fue nada díficil. Los residentes en este enclave lo ponen muy fácil. Pensar que venimos de una Isla y estamos en otra, sin darte cuenta creas un análisis sensible de similitudes y comparaciones. Pasar tiempo en este lugar, te hace reflexionar sobre aspectos, como la temporalidad o el materialismo”.

La alumna reflexiona y plantea que “su proyecto está enfocado en la mirada detenida en los objetos cotidianos del lugar y en la abstracción de elementos de color, así como la recolección de bienes considerados desechos y en su recontextualización dándoles una segunda vida”.

El artista y docente Tomás Pizá realiza un balance positivo de este proyecto. “La residencia artística está demostrando ser una experiencia vital y transformadora para nuestras estudiantes. Este tipo de iniciativas no sólo enriquecen el proceso académico y las investigaciones artísticas, sino que también fomentan una comprensión más profunda y matizada de la creatividad y el arte”.

Cabe recordar que la Fundación ADEMA+ lleva ya un año trabajando en la residencia artística en Kenia en la que está profundizando en la concienciación ambiental, realizando talleres “Art at School” y preparando este proyecto expositivo itinerante “Wasini Soul”.

La Fundación ADEMA+ ha conseguido poner en marcha este proyecto gracias a la colaboración de las autoridades locales que han llevado a cabo la rehabilitación de unos espacios abandonados y que desean impulsar en el campo artístico. Para la jefa de Estudios del Grado en Bellas Artes de ADEMA, la doctora Amparo Sard, “es muy importante para nuestros alumnos y residentes sumar sinergias y aprender de la interculturalidad y de las capacidades artísticas de Wasini, fruto de un cruce cultural de África, Arabia e India, que se da en estas costas africanas”. 

“Siempre hemos pensado que una de las líneas estratégicas de nuestra Escuela Universitaria se centra en la internacionalización de nuestros alumnos. Ha sido y es una gran ventaja poder contar con el atractivo de la Isla para atraer a grandes profesionales que transmitan su conocimiento a nuestros alumnos y que puedan disfrutar de la experiencia mallorquina al mismo tiempo; y ahora deseamos seguir extendiendo nuestros proyectos y abriendo nuevas ventanas en otros lugares del mundo como espacios de encuentro y diálogo en torno al arte contemporáneo”, concluye Sard.

ENTERATE DE TODO

Sé el primero en enterarte de nuestras novedades

No olvides revisar tu bandeja de entrada o la carpeta de spam para confirmar tu suscripción.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Política de privacidad *