La Escoleta Pinocho llena su mochila de lecciones saludables para tener una salud de hierro

Positiva, ingeniosa y educativa. Así ha calificado el equipo del Centro de Educación Infantil Pinocho el programa de promoción de la salud “Sonrisas Valientes” que han impartido esta mañana alumnos de la Escuela Universitaria ADEMA a más de 100 niños de edades comprendidas entre los 2 y 6 años.
El alumnado de los Ciclos de Formación Profesional de Higiene Bucodental, Dietética, Técnico en Farmacia y Auxiliar de Enfermería desembarcó hoy en el centro educativo con cajas llenas de puzles de frutas y verduras, bocas gigantes y cepillos de dientes, canciones, botiquines, y fichas didácticas sobre alimentación y hábitos de higiene para inculcarles a los más pequeños como cuidar su cuerpo.

Para la jefa de Estudios de los Ciclos Formativos de FP de la Escuela Universitaria ADEMA, la doctora Dolores Llamas, “nuestra Escuela tiene claro que los alumnos deben trabajar las asignaturas en espacios reales como son centros educativos porque allí es el verdadero campo de trabajo para desarrollar la asignatura de Promoción de la Salud. “Buscamos ideas divertidas que conciencien y transmitan a los más pequeños sus primeros conocimientos en hábitos saludables cara a la caries, periodontitis o a la obesidad y conozcan cómo cuidar su salud. Es una gran ventana para empezar a inculcar a los niños hábitos que protegerán su cuerpo el resto de su vida”.

Los niños han podido aprender que todos los días hay que desayunar muy bien, que los tomates ganan a las hamburguesas, que siempre hay que tener un cepillo de dientes a mano, que las chuches y las tartas son sólo de vez en cuando, que es muy bueno hacer mucho ejercicio… y así entre un montón de consejos y prácticas para cumplir ese dicho de “más vale prevenir que curar”.
Concienciar, responsabilizar e incentivar son tres grandes términos que la Escuela Universitaria ADEMA quiere desarrollar en este programa. La doctora Dolores Llamas lo tiene claro: “Si desde pequeños ponemos buenos cimientos tanto entre la familia como en la comunidad educativa, estaremos abonando un terreno que evitará en un futuro enfermedades cardiovasculares o bucodentales. No hay más secreto. Nuestra conducta como adultos se desarrolla antes de los seis años”.

Además de los diferentes talleres por aulas, alumnos de Dietética han ayudado a analizar el menú al equipo del centro para buscar puntos de mejora. La alimentación debe ser variada y en cantidad y calidad adecuadas, para evitar enfermedades.
El alumnado con ayuda de los docentes han ido desgranando claves, ideas, consejos y sugerencia para que los más pequeños puedan ir comprendiendo cómo es una alimentación sana y cómo hay que cuidar la boca. Enseñar a los niños desde pequeños a cuidar su cuerpo y a tener unos hábitos saludables y lo divertido que puede llegar a ser ha sido la gran asignatura que hoy los más de 80 alumnos han tenido que aprobar.


Por último, la doctora Dolores Llamas ha explicado que todo el material que se ha utilizado ha sido diseñado e ideado por alumnos y docentes. Un buen kit de prevención para los corazones más pequeños de las familias donde han participado equipos multidisciplinares para hacer el mejor trabajo posible. Los resultados han sido increíbles. El Ratón Pérez y la Doctora Smiles arrancaron las carcajadas y las notas de humor.

Deja un comentario